Batalla de Mosul podría provocar la mayor crisis humanitaria de 2017 — ONU

Batalla de Mosul podría provocar la mayor crisis humanitaria de 2017 — ONU

Las fuerzas iraquíes lanzaron este lunes la ofensiva para reconquistar la ciudad de Mosul, la segunda más importante del país y bastión del Estado Islámico en Irak, una batalla que Estados Unidos considera decisiva en la lucha contra los yihadistas.

- Entre continuos bombardeos e intermitentes disparos, las fuerzas kurdas y el ejército iraquí refuerzan el frente de Jazer, a unos 17 kilómetros de Mosul, para redoblar el acoso a los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI).

Grandes columnas de humo se elevan de las poblaciones de Bartala y Al Hamdaniya, situadas en esa zona y en manos de los yihadistas, según informó la agencia de noticias EFE.

Mientras, en el frente sur de Mosul, las tropas iraquíes comenzaron a avanzar hacia la comarca de Al Shura, uno de los bastiones del EI. Además, las calles y los edificios de Mosul, una ciudad de 1,5 millón de personas, están plagados con artefactos explosivos. “El cielo está siempre ennegrecido por el humo de los neumáticos quemados por los yihadistas”, explicó por teléfono Abu Saif, de 47 años.

“El Estado Islámico sigue a la defensiva, nuestra coalición está a la ofensiva, y aunque esto siga siendo una batalla muy difícil estoy seguro de que ganaremos y el Estado Islámico perderá”, agregó el mandatario estadounidense. Añadió que 52 objetivos fueron destruidos por aviones de la coalición en el primer día de la ofensiva.

La III división del Ejército logró liberar varias aldeas al este de Mosul, después de haberlas asediado en una “operación sorpresiva”, en la que mataron a decenas de combatientes del EI, según el mando militar.

Su homólogo británico, Michael Fallon, estimó por su parte que “no será una operación rápida”, y que se esperaba que el EI lucharía “con ensañamiento”.

Tal vez haya un millón de civiles que aún viven ahí“.

En Mosul, también participa en la operación la aviación de las fuerzas de una coalición comandada por Estados Unidos y que evita referirse a víctimas entre la población en esas acciones, comenta la televisión capitalina.

Unas 200.000 personas podrían ser desplazadas “en las dos primeras semanas”, cifra que puede aumentar significativamente a medida que avance la ofensiva, según la ONU.

Amnistía International, AI, pidió este martes a Irak que garantice que sus fuerzas de seguridad y las numerosas milicias paramilitares no cometan abusos con los civiles. Después de ocupar una franja de 6 kilómetros hasta una línea que corre entre las localidades de Bartella y Bashika, los peshmergas cesarán su ofensiva y se dedicarán a asegurar el control de la zona.

“Todos estamos preparados, hemos elaborado planes de contingencia, tenemos material y personal preparado pero el problema es que la situación es fluida e impredecible”, afirmó en rueda de prensa Robert Mardini, responsable de Irak del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>