Remesas aumentaron 8.8% en 2016

Remesas aumentaron 8.8% en 2016

La deuda bruta promedio de la región se encuentra en 50 por ciento del PIB; pero de todas maneras la posición actual resulta menos desventajosa, sopesó el estudio. – El crecimiento económico del país para este año no pasará de 1.4%, mientras que para el 2018 el PIB será de 2%, de acuerdo con analistas consultados por el Banco Mundial (BM).

“Contra viento y marea: Política fiscal en América Latina y el Caribe desde una perspectiva histórica” plantea que esta transformación es significativa para una región que muchas veces se ha volcado al gasto procíciclo: intensificando el riesgo de sobrecalentamiento de sus economías durante los períodos de bonanza y profundizando las recesiones durante los difíciles.

Por más de una década, tanto Brasil como Argentina, vivieron bajo modelos populistas donde el Estado fue el motor de la economía y el principal redistribuidor de los recursos públicos hacia la población lo que expandió el mercado interno y generó crecimiento económico, señaló el experto.

“Se espera que América Latina crezca 1.5 por ciento este año y 2.5 por ciento en 2018″, reveló la entidad Consensus Forecasts, citada por Forbes México.

La región de países que conforman a Latinoamérica comenzará a mostrar un crecimiento en 2017, después de mostrar seis años de desaceleración económica.

El Banco Mundial estimó que los flujos hacia México, El Salvador y Guatemala registrarán este 2017 un “robusto crecimiento“, cuando proyecta que los envíos a la región alcanzarán los 75 mil millones de dólares para un aumento de 3.3 por ciento.

Carlos Végh, economista jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, manifestó que ‘tradicionalmente, los países de América Latina y el Caribe han sido procíclicos, ya sea debido a presiones políticas para elevar el gasto durante la bonanza o por falta de acceso a capitales internacionales en los momentos difíciles’.

El Banco Mundial confía en que los países latinoamericanos hayan aprendido la lección y se distancien de políticas que pueden recalentar sus economías.

Por otro lado, aquellos países que continuaron con sus políticas procíclicas ahora deben consolidar aún más sus cuentas fiscales si pretenden minimizar el riesgo de un deterioro en su calificación crediticia y un aumento del gasto de financiación, según el informe del Banco Mundial.

Si bien esas medidas conllevaron a déficit fiscales, estos fueron consecuencia de un esfuerzo concertado por minimizar la desaceleración, valoró el diagnóstico.

En medio de un ambiente externo caracterizado por frecuentes shocks y mucha volatilidad, dicha prudencia, opinó, les permitirá hacer de la política pública un instrumento que los ayude a superar la próxima desaceleración y conservar las conquistas sociales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>