Irán: Abren colegios electorales para las presidenciales

Irán: Abren colegios electorales para las presidenciales

Más de 57 millones de iraníes votan entre cuatro aspirantes para elegir a un nuevo presidente del país o ratificar en ese cargo a Hasan Rohani.

El presidente pidió a los ciudadanos ayudar “con unidad y empatía” al candidato que salga elegido, mientras que su rival instó a “aceptar el resultado de las elecciones sea cual sea”.

Muchos afirman que no han visto aún los beneficios del acuerdo nuclear, mediante el cual Irán restringió su programa atómico _pese a las objeciones de los sectores radicales_ a cambio del levantamiento de algunas sanciones.

El precandidato más notorio de entre los excluidos en la lista final es el expresidente Mahmud Ahmadineyad, quien lideró el país entre 2005 y 2013.

Pero el mandatario enfrenta un fuerte desafío del clérigo conservador Ebrahim Raisi, de 56 años, quien se ha posicionado como el defensor de los pobres en el contexto de una economía con alto desempleo e inflación y pide una política más dura con Occidente. El Consejo de Guardianes de la Revolución – un órgano de doce miembros designado por el Líder Supremo y que también dirige la Guardia Revolucionaria o Pasdaran – no aceptó a ninguna candidata para los comicios, aunque las mujeres tengan derecho a voto desde tiempos del sha Reza Pahlevi.

“Esta elección es sobre la economía“. Doing Bussiness, el indicador del Banco Mundial sobre la facilidad para hacer negocios en un país, ha bajado en tres puestos a la República Islámica respecto a 2016 y la sitúa la posición 120º de 190 estados.

Rohani ha buscado presentar la votación como una opción entre mayores libertades civiles y el “extremismo”, en alusión a los conservadores o principalistas, que se oponen a dar mayores libertades a la sociedad civil y a su mayor independencia respecto del estamento clerical y no electo que gobierna la República Islámica.

Vinculada a la situación anterior, la corrupción entró con fuerza en campaña.

A Raisí se le considera además muy cercano al líder supremo, Alí Jameneí, y aunque este nunca ha llamado a votar por un determinado candidato, sus declaraciones dejan ver sus preferencias. Asimismo, todos los contendientes prometieron crear miles de puestos de trabajo sin explicar cómo iban a hacerlo o de dónde iban a sacar los fondos. Había pedido que un gran número de votantes acudieran a las urnas y señaló que “el país quedaba en manos de todo el pueblo”.

Tras el cierre de los colegios electorales, probablemente bien entrada la noche, comenzará el recuento de votos y el anuncio gradual de los resultados, que se espera den la victoria en primera vuelta a uno de los dos favoritos.

No obstante, la avanzada edad del ayatolá supone una incógnita para el futuro del país.

La carrera se redujo desde entonces a un duelo entre dos luego de que los demás candidatos o se retiraran o dieran su apoyo a Rohani o Raisi.

Su contrincante, Ebrahim Raisi, que votó en una mezquita de un barrio obrero del sur de la capital, auguró “una participación máxima”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>