Colombia: Santos amplía cese al fuego hasta 31 de diciembre

Colombia: Santos amplía cese al fuego hasta 31 de diciembre

Santos y el líder de las FARC, Rodrigo Londoño, firmaron el acuerdo de paz a finales de septiembre luego de casi cuatro años de negociaciones formales, aunque antes de ser implementado debía ser sometido a la decisión de los colombianos en un plebiscito, en el cual los colombianos lo rechazaron por estrecho margen.

“¡Yo no voy a traicionar la esperanza de Colombia!”, dijo el presidente el jueves en un acto público.

Muchos fueron los asesinatos, los secuestros, los reclutamientos forzados, los combates que afectaron a muchas localidades ocasionando el abandono de hogares con tal de salvar la vida, los desplazados en el interior de Colombia, las alianzas entre guerrilla y narcotraficantes.

“Que quede claro: esto no es un ultimátum ni fecha límite”, dijo el Mandatario.

El exmandatario prometió entregar un segundo documento con más modificaciones a los acuerdos de paz en las próximas semanas.

Como en todos los casos, la negociación implica reconocimientos mutuos para sentarse en la mesa a dialogar. Las divisiones políticas internas fomentadas por Uribe resultaron una piedra en el camino por la paz, pero sin duda representan una parte del sentir de la sociedad.

Para refrendar el texto final, el Gobierno convocó a un referendo el 2 de octubre en el que ganó la opción del “no” con el 50,21 % de los votos frente al 49,78 % del “sí”, lo que dejó en el limbo la aplicación del proceso.

Sin embargo, pese al optimismo que se reflejaba en las encuestas sobre el triunfo de los partidarios del sí a los acuerdos de paz, del apoyo de la comunidad internacional, el abstencionismo y la fuerza opositora encabezada por el ex presidente Álvaro Uribe, se alzaron con el triunfo y dieron un baño helado a aquellos que anhelan el fin de los conflictos bélicos y el retorno de la paz a Colombia.

Además, rechazan que los miembros de las FARC tengan 10 escaños asegurados en el Congreso, durante dos periodos, sin importar si son ocupados por personas que han cometido delitos de lesa humanidad. Discursos y propaganda de Uribe estuvieron dirigidos a reabrir heridas para lograr el NO. ¿Logró lo que buscaba, entrar en el juego político?

Los colombianos quieren y necesitan paz para poner fin a 52 sangrientos años. También afirmaron, sin pruebas, que el acuerdo perjudicaría al sector privado.

La senadora Nohora Tovar, del partido político Centro Democrático, que lidera el expresidente colombiano Álvaro Uribe, criticó hoy al diario estadounidense The New York Times que en su editorial de este viernes señaló al exgobernante de “bloquear” la paz en el país.

El comité del Nobel dijo que los esfuerzos del presidente habían “realmente acercado” la posibilidad de una paz permanente; y después de varios intentos fallidos, es verdad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>