Obama aconseja a Trump dejar de quejarse y ganar votos

Obama aconseja a Trump dejar de quejarse y ganar votos

Hoy en la mañana, el presidente de Estados Unidos Barack Obama dio una conferencia de prensa en los jardines de la Casa Blanca, en la cual criticó a profundidad las acusaciones de Donald Trump sobre la transparencia de las próximas elecciones.

El mandatario respondió con un duro ataque contra Trump, destacando que las elecciones estadounidenses son organizadas y supervisadas por funcionarios locales que bien podrían ser nombrados por gobernadores republicanos, e indicó que no es posible hallar casos significativos de fraude.

“Lo invito, señor Trump a que deje de quejarse y vaya a conseguir sus votos“, le dijo Obama durante una conferencia de prensa en el Rose Garden que brindó junto al primer ministro italiano, Mateo Renzi. Obama dijo que no existen evidencias “de que eso haya ocurrido en el pasado o que haya instancias para que ocurra en el futuro”. Si cuando las cosas van mal para ti y pierdes, ¿empiezas a culpar a alguien más?

El presidente de EU enfatizó que “los lloriqueos” de Trump muestran que el candidato presidencial republicano carece del liderazgo y de la dureza para ser presidente de Estados Unidos. “Entonces no tienes lo que se necesita para este trabajo”.

El presidente de EE.UU. califica de “irresponsables” y “sin precedentes” las declaraciones del magnate sobre que las elecciones están amañadas. “No tiene precedente (…) Eso es irresponsable“, añadió el mandatario, añade Independent.

Una de las características de la democracia estadounidense —afirmó el actual presidente— es que no importando la intensidad de las campañas políticas, el perdedor de las elecciones acepta los resultados y se desarrolla una “transición pacífica del poder””.

La oficina confirmó que Malik, nacido en Kenia, estará en la audiencia durante la última confrontación televisada entre Trump y su adversaria Hillary Clinton.

Expertos coinciden en que, aunque EE.UU. ha registrado irregularidades en sus procesos electorales, la naturaleza descentralizada del proceso hace virtualmente imposible un fraude electoral a gran escala.

En las pasadas elecciones, más de 129 millones de estadunidenses acudieron a las urnas distribuidas en más de 180 mil centros de votación, supervisados por autoridades estatales y locales demócratas y republicanas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>